18 de Enero de 2022, 22:42:28

Autor Tema: Cronicas de una raza ignorada. Confesiones  (Leído 2036 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Jester

  • Heartles
  • Veterano
  • Lord/Lady
  • **
  • Mensajes: 57
  • ¿Quien me necesita?
    • Cronicas de una raza ignorada.
  • Clan: No lo necesito.
  • Equipo: Imperial Crusader +20 {PvP}
  • Nivel: 85
  • Nobleza: 1
  • Prof: ¿Aun no lo sabes?
Cronicas de una raza ignorada. Confesiones
« en: 09 de Septiembre de 2011, 12:34:36 »
A la mañana siguiente de decidir ir a ver al hijo de Baium, Jester, Arion y Fausto llegaron a Goddard para preparar su equipaje.

Jester: Joder.. esto esta lleno de gente, ¿entro yo en la tienda y compro las cosas rapido vale?

Arion: Vale te esperamos aquí.

Mientras Jester compraba, Fausto y Arion intercambiaron miradas poco amistosas

Arion: (Por que tiene que venir el enano este con nosotros, con esos trapos dudo que llegue a la puerta  del sepulcro...)

Fausto: El enano te puede leer la mente Arion, no tengo dinero para ropa mas bonita o lujosa ya que lo poco que gano es para comer.

Arion: Todos tenemos problemas, no me importa el motivo por el cual no puedas comprarte ropa.

Fausto: Le has dado tanta importancia que....

Arion: Da igual dejalo...

Fausto: Y tu, ¿Porque vienes con nosotros?

Arion: Le debo la vida a Jester, no me pidio que viniera pero debia hacerlo.

Fausto: Mira que pelearte con ese mastodonte...

Arion: ..

Fausto: Hasta yo sabría que es un suicidio, ¿te tumbo en el primer asalto no?

Arion: ..

Fausto: Jajaja y ademas por 3 duros! ya hay que estar desesperado!..

En ese momento Fausto se percato de la realidad, si Arion estuvo a punto de suicidarse por tan poco dinero, tenia que ser algo muy importante.
Durante unos segundos Fausto y Arion estuvieron en un silencio absoluto.

Fausto: Lo siento..

Arion: No, si tienes razón... hay mas formas de conseguir dinero, pero la gente en situaciones extremas hace estas cosas..

Fausto: ¿Para que necesitabas el dinero?, si no es mucho preguntar claro...

Arion: Desde hace tiempo, al medico de la ciudad le tengo que comprar muchos medicamentos y claro, sabe que no puedo dejar de comprarle y sube los precios..

Fausto: ¿Estas enfermo?

Arion: No.. son para mi madre.

Fausto: Uf... ¿es una enfermedad natural?

Arion: Para nada... mi madre llevaba una floristeria, y le encargaron llevar un ramo al cementerio de Aden, pero claro ella se pierde por sitios tan grandes, y se topo con Falibati, mi madre asustada se retiro hacia atras y el monstruo supo que no era amenaza, en ese momento le virtio un gas venenoso, los medicamentos que compro son parches ya que solo frenan pero no detienen su enfermedad. No se cuanto tiempo mas podre aguantar yo jugandome la vida o ella luchando por vivir..

Fausto: Todo saldrá bien Arion, no hay enfermedad que no pueda ser curada..

Arion: Espero que asi sea... otra cosa.. gracias por escucharme.

Fausto: Para eso estamos...

Jester: Dios la que he liado para comprar 4 tonterias... ¿Estais bien?

Fausto: Si si, vayámonos que llevo muchos libros y me empiezan a pesar un poquito...

De esta manera nuestros 3 protagonistas pasaron por Wall Of Argos, durante el camino andaron en silencio, pero Jester no pudo estar media hora callado.

Jester: Joder, pareceis zombies andando, ¿de verdad que no hay tema de conversación?

Fausto: Frintezza habla por los codos, ya veras como con ese no te aburres...

Jester: A saber que gustos tiene.. jaja

Arion: ¿Que coño es eso?

Unos metros mas adelanto estaba el Golem protector de Wall of Argos, de su espalda emitia un humo negro bastante sospechoso.

Jester: A es el golem, no os preocupeis, no nos hara daño siempre y cuando no nos vea maltratando a un animal de por aqui.

Fausto: Esta poseido, dudo mucho que le importen ahora los bichos estos. Si nos ve estoys eguro de que nos matara.

Arion: ¿Como sabes que esta poseido?

Fausto: Hombre.. no esta en su posicion de siempre... parece nervioso, el humo que expulsa no me gusta nada, y siento que le han implantado una semilla del caos.

Jester: Bueno lo que sea que tenga, ¿podemos con el?

Fausto: Propongo pasar a hurtadillas y comentarle esto a Frintezza

Jester: No parece muy duro...

Fausto: Pero los que no somos duros somos nosotros, Arion golpea por sorpresa y ese bicho nos habra visto ya, mi armadura es de una tela bastante mala y tu armadura se va a romper en el momento que te golpee, no compensa jugarse la vida.

Jester: Pues venga, pasemos a escondidas...

Una vez esquivado al Golem llegaron a la mitica zona de los "700"

Arion: ¿Alguno sabe porque esta zona se apoda los 700?

Fausto: Se rumorea que si sacrificas 700 monstruos de esta zona aparece su guardian protector para matarte, pero hasta la fecha nadie lo ha comprobado.

En el ambiente de los 700 se podia notar un aura extraña pero ni Jester ni Arion se percataron de ella, en cambio Fausto se paro derrepente.

Jester: ¿Que pasa ahora? a este ritmo no llegamos nunca!

Fausto: No nada, sigamos. (¿Como ha llegado la espada ahi?)

Fausto pudo reconocer la espada al momento, la espada Demoniaca Zariche, esa espada no pertenecía a este mundo, aquella espada podia partir el mundo en dos, de un solo golpe, pero a cambio de ese poder la espada controlaba tu mente y tu alma.

Fausto: (Bueno esta bien escondida, con suerte nadie la cojera.)

Siguieron su largo camino hasta plantarse en la puerta de la Tumba Imperial. Pero a su sopresa vieron algo poco esperado, en la puerta de la Tumba vieron a una mujer entrar.

Arion: ¿Y esa mujer?

Jester: Nose pero ya tiene cojones para llegar hasta aqui...

Fausto: Valla palabras Jester... Pero yo tampoco se quien es...

Jester: Pues ya esta, entremos y despejemos la duda de una vez.
Muere como un héroe o vive lo suficiente para verte convertido en un villano.